El representante legal del presidente de Ecuador, Rafael Correa, ratificó que dada la mala fe y la ofensa a la honra contenida en el libro “El Gran Hermano”, es imposible llegar a una conciliación.

En el Juzgado Quinto de lo Civil de Pichincha se cumplió la mañana de este viernes la audiencia de conciliación en la demanda por daño moral que el presidentea República, Rafael Correa, inició en contra de los autores del libro “El Gran Hermano”, Juan Carlos Calderón y Cristian Zurita, que se refiere a los contratos entre el Estado y empresas vinculadas a Fabricio Correa, hermano del presidente.

Según informa el sitio web del periódico oficial "El Ciudadano", el abogado Gutemberg Vera expresó en la cita que el texto mencionado tiene como finalidad dañar la reputación del mandatario, sin importar la ética periodística.

El juicio propuesto por el jefe de Estado se inició el pasado 28 de febrero y en este se pidió una reparación por US$10 millones. Los autores Juan Carlos Calderón y Cristian Zurita respondieron con una contrademanda, mediante la cual solicitaron el pago de US$400 mil.

Después de esta junta se inicia el proceso de pruebas en el que se determinará qué clase de daño psicológico le causó el libro al mandatario.

También se debe identificar, indicó el abogado, si antes de la publicación este sufría alguna patología mental y establecer si ese libro le provocó pérdidas por US$10 millones.