El abogado ecuatoriano Juan Carlos Carmigniani, defensor del ex presidente del directorio del Banco Central de Ecuador, Pedro Delgado, envuelto en un escándalo de falsificación del título académico, fue detenido este sábado por un escándalo en la vía pública.

Así lo informó el ministro del Interior, José Serrano, en su cuenta de Twitter, en la que señaló que la Policía dará detalles sobre la detención de Carmigniani en las próximas horas.

Según el primer informe policial, señala Serrano en su cuenta, Carmigniani fue detenido por "escándalo en la vía pública" luego de un concierto en la ciudad costera de Durán, cercana a Guayaquil la más poblada de Ecuador.

El ministro señaló, además, que "al momento se practica (examen) médico" al abogado de Delgado.

De su lado, Carmigniani, también a través de Twitter, indicó que miembros de la Policía lo detuvieron junto a su esposa esta madrugada, según informó el diario El Comercio.

El abogado aseguró que los policías lo golpearon, que lo habrían acusado de "destruir bienes del Estado" y habrían nombrado a Pedro Delgado, quien se encuentra en la ciudad estadounidense de Miami, pese a que la Fiscalía le ha convocado para que rinda su testimonio por el escándalo de su título académico.

Delgado es primo del presidente de la República, Rafael Correa, quien le ha pedido que vuelva al país y que "dé la cara" por el escándalo que ha afectado también al Gobierno.

El pasado jueves, Carmigniani dijo a Efe en Miami que su cliente, quien debía declarar ese día, no iba a viajar a Ecuador, entre otros motivos porque, paradójicamente, el Consulado ecuatoriano en esa ciudad tenía retenidos su pasaporte y el de su familia.

La Fiscalía de Ecuador pidió el martes la prisión preventiva por investigaciones de "delito de acción pública" para Delgado, quien está en Miami desde diciembre, cuando renunció a su cargo en el Banco Central tras admitir que para cursar una maestría en Costa Rica hace 22 años entregó un título universitario "sin valor".

El Ministerio Público investiga una denuncia por falsificación de documentos públicos presentada en su contra por el asambleísta Enrique Herrería.

Asimismo, en un escrito entregado por Carmigniani a la Fiscalía, Delgado pidió que se archive la causa, entre otras razones, porque la denuncia no está bien fundamentada y que el fiscal no tiene potestad para investigarla.

"Toda vez que el denunciante no determinó qué instrumento público fue objeto de falsedad ideológica, así tampoco determinó en qué ciudad y fecha se cometió el delito denunciado, y al ser evidente que usted no es competente para conocer la denuncia (...), queda demostrado evidentemente que el acto denunciado no constituye delito", señala dicho texto.

Tras esgrimir tratados internacionales, Delgado señaló en el escrito que, "si pese a todas las alegaciones jurídicas efectuadas" el fiscal "insiste en continuar con esta improcedente indagación", le tome declaración desde Miami, donde tiene su domicilio desde 2001.