El abogado Anibal Quiroga insistió que no existen nuevas pruebas para reabrir la investigación fiscal a la Primera Dama Nadine Heredia, por presunto lavado de activos, denuncia archivada en el año 2 009.

Dijo que mucho se habla de los pagos en efectivo que recibió Heredia por las asesorías que prestó a diversas empresas, y eso podría considerarse una informalidad, pero no un lavado de activos.

En declaraciones al programa Panorama, señaló que la decisión de la fiscalía el año 2009 de archivar la denuncia fue la correcta, pues no se pudo acreditar delito en la fuente del dinero.

Según explicó, el lavado de activos se explica en la necesidad de “limpiar” dinero proveniente de una fuente ilícita, que según el Código Penal, puede ser narcotráfico, terrorismo, trata de personas, proxenetismo, entre otros.

"En esta investigación no se encuentra un delito fuente, eran ingresos por asesorías profesionales. No hay ninguna prueba de que el origen de ese dinero sea ilícito", señaló.

Quiroga también cuestionó la actitud del fiscal Marco Antonio Cárdenas, al recodar que solo en agosto del año pasado resolvió denegar la apertura de otro caso, precisamente porque ya había sido archivado, pero en el caso de Heredia Alarcón, mantiene una posición distinta.

"Los juicios no se pueden reabrir de por vida, no es posible que un fiscal diga A en un caso y B en otro, eso no es seguridad jurídica", señaló.

Asimismo, expresó su confianza en que la inocencia de la Primera Dama de la Nación quedará acreditada nuevamente cuando concluyan las investigaciones.