El abogado del ex presidente peruano Alberto Fujimori, William Castillo, se quejó este viernes porque las autoridades penitenciarias aún no cumplen con una resolución judicial que ordenó reponer el teléfono público en la prisión donde su defendido cumple una condena de 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad.

"Llama la atención que el INPE (Instituto Nacional Penitenciario) no haya ordenado hasta el día de hoy la reposición del aparato telefónico", declaró Castillo a los periodistas.

El jefe del INPE, José Luis Pérez Guadalupe, anunció esta semana que apelará la decisión Judicial que ordenó la reposición del teléfono y la consideró "lamentable".

De acuerdo con la resolución, el INPE debe solicitar a la empresa Telefónica de Perú la reposición de la línea telefónica y la cabina pública que existía en el área de reclusión de Fujimori, en la sede de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional, en el distrito de Ate.

El INPE ordenó en noviembre pasado que se retirara el teléfono de la prisión, después de que el ex mandatario ofreciera varias entrevistas telefónicas no autorizadas a medios de comunicación.

Sin embargo, el 38 Juzgado Penal de Lima declaró el pasado 17 de julio fundado un recurso de hábeas corpus planteado por el abogado Castillo y ordenó la reposición de la línea telefónica.

Pérez Guadalupe ha pedido que la decisión judicial sea analizada por la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) porque consideró que medidas de ese tipo "son las que hacen gran daño al sistema de justicia del país" y es "un adefesio jurídico".

Castillo dijo este viernes, por su parte, que "si en las próximas horas no se cumple ese mandato judicial sería un desplante, una desfachatez e incluso una conducta ilícita" de las autoridades penitenciarias.

"Esperamos que, ante el advenimiento de esta fiestas (por la independencia, del lunes y martes) la autoridad penitenciaria cumpla con el mandato", remarcó.