San Salvador. Los abogados del ex presidente salvadoreño Francisco Flores aseguraron este viernes que desconocen dónde se encuentra el ex mandatario, quien está acusado de presunta corrupción en El Salvador y supuestamente se refugia en Panamá.

Los abogados Luis Morales y Yanira Ticas se notificaron este viernes en la "audiencia de intimación" en el Juzgado Primero de Paz de San Salvador de los tres cargos que la Fiscalía General de la República (FGR) le imputó al ex gobernante el pasado miércoles.

La FGR acusó a Flores de peculado y enriquecimiento ilícito por un total de US$15 millones en ayuda de Taiwán a su gobierno (1999-2004) y por desobediencia por no comparecer de nuevo ante una comisión investigadora de la Asamblea Legislativa en enero pasado.

Morales y Ticas aseguraron a los periodistas que fueron contratados por "la familia" de Flores, específicamente por su esposa, Lourdes Rodríguez.

"No tenemos ninguna información al respecto", respondió Morales ante preguntas sobre la supuesta presencia de Flores en Panamá.

"No hemos tenido contacto con él todavía, únicamente con la familia; la familia aquí está (en El Salvador) y es la que nos ha nombrado como sus apoderados, como sus defensores, la esposa de él", explicó Ticas.

Flores supuestamente está en la casa de playa de la expresidenta de Panamá Mireya Moscoso en Punta Mala, Pacífico de ese país, según versiones del presidente del Parlamento salvadoreño, Sigfrido Reyes, y del exfuncionario y político panameño Mitchell Doens.

Doens, exsecretario general del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), aseguró el jueves a Efe en Panamá que Flores es protegido por el presidente panameño, Ricardo Martinelli, quien supuestamente le pidió por "favor" a Moscoso que lo refugiara.

Los gobiernos de Moscoso y Flores coincidieron en 1999-2004.

Flores supuestamente busca pedir asilo político en Panamá, según versiones de la prensa de ese país de las que se hicieron eco hoy medios salvadoreños.

El actual gobierno salvadoreño, que preside Mauricio Funes, no se ha pronunciado sobre la supuesta presencia de Flores en Panamá, para lo cual "estamos esperando información oficial", dijeron a Efe fuentes de la Cancillería, sin entrar en detalles.

Tras notificarse los abogados de Flores, el juzgado celebrará la próxima semana la "audiencia inicial" del proceso, en la que no es necesario que esté el ex mandatario, coincidieron los abogados de éste y la fiscal del caso, Eugenia Campos.

La fiscal reiteró que la orden de captura solicitada por la FRG contra Flores "será decisión de la señora jueza (Marta Rosales); la orden corresponde únicamente a la autoridad judicial y ella decidirá si lo hace a nivel internacional".

Flores reconoció el 7 de enero ante la comisión investigadora del Parlamento que recibió sumas millonarias de Taiwán en cheques a su nombre, al margen de las cuentas públicas, pero sostuvo que las entregó para programas y obras de su Gobierno.

Después de comparecer el 7 y el 28 de enero, Flores no acudió a una nueva cita el 30 de ese mes ante la comisión, que pidió a la Policía obligarlo a ir a declarar, sin que hasta ahora haya sido localizado, según las autoridades.

Aunque la Fiscalía acusa al expresidente por US$15 millones, la comisión legislativa dijo en su informe el 25 de febrero que lo supuestamente apropiado por Flores eran US$70 millones.

El informe legislativo matizó que, de los al menos siete delitos de presunta corrupción que Flores podría haber cometido, "la mayoría ha prescrito, salvo el enriquecimiento ilícito".

El fiscal general salvadoreño, Luis Martínez, confirmó el miércoles que el delito de enriquecimiento ilícito prescribe el próximo 31 de mayo, según la Constitución, 10 años después de que concluyera el gobierno de Flores.