Lima. La defensa y la familia del ex mandatario peruano Alberto Fujimori, preso por abusos a los derechos humanos, evalúan presentar una solicitud de indulto humanitario alegando un delicado estado de salud, dijo el miércoles su hija y ex candidata presidencial.

El indulto por razones humanitarias es una gracia presidencial que se otorga cuando la salud de un prisionero es grave con peligro de muerte.

En el caso de Fujimori, condenado a 25 años de prisión y operado varias veces para extirparle tumores de origen cancerígeno, este hecho no ha sido demostrado hasta ahora por los médicos.

Pero en junio, el ex mandatario de 72 años fue internado de emergencia por un cuadro depresivo que le ocasionó una significativa pérdida de peso y que, según su médico oncólogo tratante, podría derivar en una recurrencia de un cáncer bucal.

"Después de que se estabilice, entre la defensa y la familia pues se tomará la decisión de si es que se pide o no el indulto humanitario", dijo a la radio local RPP Keiko Fujimori, quien disputó el reciente balotaje presidencial ganado por el nacionalista Ollanta Humala.

"Está siendo considerado, está siendo evaluado", refirió, al ser consultada respecto a una solicitud de indulto.

La legisladora precisó que su progenitor aún está siendo medicado por su cuadro depresivo y que en las próximas semanas sería evaluado nuevamente.

Algunos críticos de Keiko Fujimori dijeron durante la campaña electoral que la candidata buscaba la presidencia para indultar a su padre. Pero en ese entonces, la legisladora rechazó las acusaciones y expresó confianza en que su progenitor será absuelto por la Justicia.

El posible indulto al ex presidente podría dividir nuevamente al país tras la polarizada contienda electoral.

La posibilidad de presentar un pedido de indulto surge a casi dos semanas de que el mandatario Alan García entregue el poder a Humala.

El presidente electo no ha cerrado la puerta a un indulto a Fujimori al decir poco después de ser elegido que no podría dejar morir a una persona en prisión.