La Democracia Cristiana definió la tarde de este lunes que deja en libertad de acción a sus parlamentarios que deben definir en el Congreso su aprobación o rechazo al proyecto de ley del Ejecutivo que despenaliza el aborto en tres causales.

Así lo informó el diputado Gabriel Silber luego de salir de la reunión del Consejo Nacional. “Eso es lo que ha señalado el Consejo Nacional, hay libertad de conciencia”, sostuvo.

“Como decimos, al final del día la última palabra la van a tener nuestro parlamentarios. No vamos a actuar, como decimos, en bloque y me atrevería a adelantar que buena parte de los parlamentarios van a respaldar el proyecto del Ejecutivo”, explicó.

Asimismo explico que se sostendrán conversaciones con homólogos comunistas luego de declaraciones de Camila Vallejo al diario La Tercera que fueron bien duras con algunas posturas falangistas, especialmente cuando se iba a votar en la comisión de Salud el proyecto de aborto y fue aplazado por petición DC.

“Es una actitud cobarde buscar argucias para aplazar o relativizar reformas porque no se está de acuerdo con ellas. Me preocupa el nivel de convicción de los miembros de la Nueva Mayoría respecto de un programa por el cual hicimos campaña y nos comprometimos ante la ciudadanía y ante la misma Presidenta”, aseguró la diputada comunista.

“Vamos a tener en los próximos días, reuniones con parlamentarios del Partido Comunista, con los cuales ha habido momentos de tensión”, señaló Silber.

Hay diferencia con el PC en cuanto a cuál ha sido el rol de la Democracia Cristiana. Sentimos que siempre fue desde el ánimo de aportar del ánimo de consolidar situaciones de mayoría de un proyecto del Ejecutivo. Sentimos que siempre hemos actuado con lealtad, con ‘derechez’, señalando cuales son nuestros disensos y eso lamentablemente ha sido muy mal entendido por algunos colegas de la Nueva Mayoría”.