Asunción. La Fiscalía de Paraguay ha imputado por narcotráfico al alcalde de la localidad de Ypehú, Vilmar Acosta, miembro del gobernante Partido Colorado, buscado por el asesinato la semana pasada del periodista Pablo Medina y su asistente, Antonia Almada, informó este viernes esa entidad.

También presentó cargos contra sus hermanos Wilson Acosta y Vidal Yuner Acosta, después de que el miércoles la policía encontrara un centro de acopio de marihuana en una estancia propiedad de la familia. Los tres están en paradero desconocido.

En la hacienda, conocida como Dos Fronteras y Dos Naciones, los agentes hallaron tres toneladas de marihuana en proceso de elaboración y otros 148 kilogramos de esa hierba prensada y distribuida en 128 panes.

Asimismo, encontraron prensas, gatos hidráulicos, fumigadoras, garrafas y zarandas, usados para preparar la droga, además de un explosivo de fabricación casera. Los agentes destruyeron la droga y el campamento, según la Fiscalía.

Medina, de 53 años, fue asesinado el 16 de octubre junto a Almada, de 19, cuando viajaban en automóvil en una carretera del departamento de Canindeyú, fronterizo con Brasil.

Medina realizó coberturas sobre el tráfico de marihuana en el área y sus supuestas implicaciones con algunos políticos locales, tras lo cual recibió diversas amenazas, algunas de ellas realizadas por Vilmar Acosta.

La Fiscalía de Curuguaty, la principal población del departamento, trabaja con la hipótesis de que el alcalde podría haber cruzado la frontera con Brasil, por lo que colabora con la policía del país vecino para su búsqueda.

Wilson Acosta fue reconocido como uno de los autores materiales del asesinato por la única superviviente, Juana Ruth Almada, hermana de la joven asesinada, que viajaba en el mismo vehículo y salió ilesa.