A dos días del cierre del registro para la inscripción de vehículos indocumentados en Bolivia, conocidos como "chutos", más de 90.000 motorizados se acogieron al proceso de legalización que dispuso el Estado, informó este miércoles la Aduana Nacional de Bolivia (ANB).

"A la fecha hay más de 90.000 vehículos inscritos a nivel nacional, principalmente en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz", dijo la presidenta de la ANB, Marlene Ardaya.

La funcionaria recordó que los propietarios de vehículos indocumentados tienen hasta las 24:00 horas del 1 de julio para inscribirlos al proceso de nacionalización, conforme a la Ley de Regularización y Saneamiento Vehicular.

Vencido ese plazo, todo motorizado "chuto" que sea encontrado dentro del territorio boliviano será confiscado, advirtió Ardaya.

El lunes 4 de julio comenzará el proceso de inspección ocular para comprobar si los datos obtenidos en el registro "de buena fe" son reales, además de certificar que el motorizado no es robado y fijar los correspondientes aranceles aduaneros.

Ardaya explicó que que la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove) revisará la base de datos de la Policía Nacional y, también, los archivos de vehículos robados en países vecinos.

Agregó que se verificará que el número de chasis de esos motorizados no esté remarcado o alterado y que el volante tampoco esté a la derecha.

Recaudaciones. El gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, informó hoy que de confirmarse la nacionalización de 100 mil vehículos indocumentados, el gobierno recibirá US$300 millones que le servirán para cubrir el déficit fiscal de esta año que supera los mil millones de dólares, según ANF.

"Si se comprueba que se nacionalicen 100 mil vehículos, estaríamos hablando que unos US$300 millones van a entrar para el erario nacional, eso significaría aliviar en 30% el déficit de este año", sostuvo Gary Rodríguez en declaraciones a los medios de comunicación.