El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, advirtió este jueves que los “estudios militares encubiertos” que realizó Estados Unidos en territorio boliviano podrían servir para agredir al país y denunció al gobierno de Barack Obama de utilizar territorio boliviano para sus planes de invasión.

Hizo la advertencia al referirse al trabajo que en 2012 realizó en Bolivia un grupo de estadounidenses bajo el mando del investigador Robert Corwine Roach Jr. para tomar pruebas de adaptación en la altura de soldados norteamericanos.

“Esas investigaciones van a servir seguramente para seguir agrediendo a otros pueblos y posiblemente para agredir también militarmente al pueblo boliviano”, afirmó García Linera, tras hacer conocer su “enérgico rechazo” a lo que calificó como “una abierta agresión hacia el pueblo boliviano, hacia el Estado boliviano”.

“Lo que ha hecho el gobierno norteamericano es, no solamente abusar de la hospitalidad, de la sencillez y de la generosidad que tenemos los bolivianos. Es como si uno invitara a un vecino a la casa a que tome agua y resulta que el vecino entra y se está dedicando a ver por dónde va a robar”, ejemplificó.

Según datos a los que accedió La Razón, la investigación que realizó el equipo de científicos de Estados Unidos en Bolivia entre junio y septiembre de 2012 tenía bases en el cerro Chacaltaya y en Coroico, donde se realizaban las pruebas de adaptación a la altura.

El presidente en ejercicio dijo que esta es “una señal muy negativa en momentos en que el Gobierno está con la mejor predisposición en avanzar en un restablecimiento pleno de las relaciones entre ambos gobiernos”.

Tras cuatro años de retiro de embajadores, actualmente el gobierno boliviano evalúa los antecedentes políticos de James D. Nealon, diplomático sugerido por Estados Unidos como representante de Washington en La Paz.

García Linera aseveró que esta no es la primera agresión de EE.UU. al pueblo boliviano e hizo notar que estas investigaciones militares no podrían tener un fin pacífico, ya que ese país no tiene zonas de altura. “No es para proteger a Estados Unidos, es para invadir a otros países, es para preparar a militares que van a ir a invadir a otros países que tienen zonas de altura y Bolivia también tiene zonas de altura ¿No creen que también esos estudios están sirviendo para preparar tropas militares que en algún momento puedan agredir al pueblo boliviano?”, preguntó.

Dijo que estos antecedentes obligan al gobierno boliviano “a tener una actitud de permanente sospecha, permanente observancia a lo que hace el gobierno norteamericano (en el país)” y anunció que se realizarán mejoras en los sistemas de control y vigilancia.

También se refirió al caso de la red de extorsión descubierta a partir de las investigaciones que se realizaron al ciudadano estadounidense Jacob Ostreicher y propuso investigar la reciente revelación que hizo el ex juez Zenón Rodríguez, en sentido de que allegados a la embajada de Estados Unidos pidieron flexibilidad en el trato al ciudadano norteamericano.

“(Estas declaraciones) hablan de otro grupo de extorsión compuesto por funcionarios de la embajada…es una excelente pista de investigación”, afirmó.