El candidato socialdemócrata a la presidencia de Brasil, Aécio Neves, votó hace unos minutos en su colegio electoral de Belo Horizonte (sureste) y se mostró confiado en poder alcanzar la segunda vuelta electoral, prevista para el próximo 26 si ningún candidato logra este domingo la mayoría.

Acompañado de su esposa, Neves ejerció su voto en la escuela pública Governador Milton Campos de Belo Horizonte, capital regional de Minas Gerais, estado en el que fue gobernador entre 2002 y 2010.

Neves pasará el resto de la jornada en Belo Horizonte, desde donde acompañará la jornada electoral de este domingo.

El candidato por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), según los últimos sondeos, publicados este sábado, sería el rival de la actual mandataria, Dilma Rousseff, en la segunda vuelta.

Pese a ir por debajo de Marina Silva, candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB) y de la propia Rousseff, Neves ha subido en intención de voto en la recta final y lograría cerca del 24% de los votos, por debajo de Rousseff (40%) y ligeramente por delante de Silva, con la que empataría técnicamente al tener las encuestas un margen de error de dos puntos, por debajo y por arriba.

Las elecciones generales están previstas para este domingo 5 de octubre, cuando 142,5 millones de brasileños irán a las urnas para elegir, además de presidente de la República, gobernadores, diputados y senadores. En los casos en que sea necesario una segunda vuelta, el proceso ocurrirá el 26 de octubre.