Sao Paulo. La posible inhabilitación como candidato del ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, puede generar una situación de desestabilización en el plano sudamericano, advirtió este lunes la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann.

La representante partidista detalló la línea política del PT en conferencia de prensa en Sao Paulo para corresponsales extranjeros, respecto a la inscripción de Lula da Silva como candidato presidencial ante el Tribunal Superior Electoral (TSE) el próximo miércoles para los comicios del 7 de octubre próximo.

"Lo que ocurre en Brasil puede llevar a una desestabilización en América Latina y en América del Sur en particular", expuso Hoffmann a una pregunta de Xinhua.

"Antes teníamos las dictaduras militares en América Latina y ahora existe la acción judicial, parte del poder judicial para dar sustento a gobiernos de derechas. Es algo preocupante porque lo que ocurre aquí impacta en la región", agregó.

Hoffmann citó los casos judiciales que involucran en Argentina a la ex presidenta Cristina Fernández y en Ecuador al ex presidente Rafael Correa.

Afirmó en ese marco, que parte del poder judicial "perdió crédito" en Brasil frente a la opinión pública, porque "trabaja para la persecución de Lula y del PT".

"Nuestra democracia está bajo riesgo, no estamos ante una elección normal, tenemos al máximo líder nacional preso siendo favorito en las encuestas, víctima de la inestabilidad institucional con violencia jurídica", dijo Hoffmann.

Lula da Silva, quien gobernó el país sudamericano entre 2003 y 2010, fue condenado a 12 años y un mes de prisión por delitos de corrupción en la operación "Lava Jato" (lavadero).

Se encuentra preso en la ciudad de Curitiba desde el 7 de abril pasado y no ha perdido su amplio favoritismo en las encuestas sobre intención del voto.

"Nuestra democracia está bajo riesgo, no estamos ante una elección normal, tenemos al máximo líder nacional preso siendo favorito en las encuestas, víctima de la inestabilidad institucional con violencia jurídica", dijo Hoffmann.

La presidenta del PT adelantó que eeste miércoles se llevará a cabo en Brasilia una gran marcha en la que participarán militantes del partido y organizaciones sociales con motivo del acto de registro de la candidatura de Lula da Silva.

El PT apuesta a su candidatura "hasta las últimas consecuencias", en virtud de que la justicia electoral puede impugnarla por violar la Ley de la Ficha Limpia, norma promulgada por el ex presidente en 2010 que ahora puede afectarlo en sus anhelos políticos.

Según Hoffmann, registrar a Lula da Silva como candidato "es dar una señal política y jurídica" a quienes afirman que con su detención se terminó la carrera del también ex sindicalista que en 1980 fundó el PT, partido que gobernó Brasil entre 2003 y 2016, hasta que la ex mandataria Dilma Rousseff fue destituida en juicio político.

"Existen antecedentes de condenados en dos instancias como Lula que lograron elegirse y estar gobernando", dijo Hoffmann al poner como ejemplo a un alcalde del estado sureño de Paraná.

"No seremos nosotros los verdugos de Lula, él tiene derecho, y además el pueblo brasileño lo quiere así", sostuvo la también senadora y quien fue jefa de ministros del gobierno de Rousseff.

Para Hoffmann, habrá "desestabilización institucional si Lula no es autorizado a ser candidato".

Espera que el Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil absuelva al ex mandatario del caso por el que fue condenado en dos instancias (juez Sérgio Moro y Tribunal Federal Regional 4 de Porto Alegre), aunque esta posibilidad no está en agenda de la máxima corte.

"Lula es un fuerte candidato, cuya situación está siendo observada por los juristas internacionales, que consideran que la condena y detención es parte de un abuso de poder y es ilegal", consideró la representante partidista.