Caracas. Agentes de inteligencia de Venezuela detuvieron este martes al disidente exministro del Interior Miguel Rodríguez Torres, al que acusan de "planes agresivos y violentos", según un comunicado del Gobierno.

Rodríguez Torres, un general en retiro del Ejército que fue un colaborador cercano del fallecido mandatario Hugo Chávez, asumió desde hace meses una posición crítica contra el Gobierno de Nicolás Maduro tras dejar el Ministerio del Interior en el 2014.

El exministro, detenido en un hotel de Caracas, fue acusado de estar involucrado "en acciones contra la paz y la tranquilidad pública, y en conjuras y complot que perseguían atentar contra la unidad monolítica de la Fuerza Armada Bolivariana", agregó el comunicado leído en la principal televisora estatal.

"Se lo acaban de llevar" un grupo de agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y no dieron razones sobre la captura, dijo a Reuters Indira Urbaneja, coordinadora de mujeres del Movimiento Amplio, grupo político del exfuncionario.

En las últimas semanas Rodríguez Torres apoyó, junto con otros chavistas críticos, el boicot a las elecciones presidenciales del 20 de mayo decidido por la coalición opositora, que considera que los comicios son un fraude.

Urbaneja explicó que Rodríguez Torres, un exjefe de inteligencia de Chávez, se encontraba en un conversatorio sobre el Día Internacional de la Mujer cuando los agentes entraron portando armas largas y se lo llevaron en un vehículo blanco.

"Nosotros no estábamos haciendo nada malo, estábamos en un evento montado por mí del Día de la Mujer (...) y él estaba dando unas palabras. De verdad nunca nos imaginamos ese atropello", dijo Urbaneja.

Rodríguez Torres fue llevado a la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), agregó Urbaneja.

El exfuncionario encabezó desde el Ministerio del Interior la represión de las protestas antigubernamentales del 2014, cuando los cuerpos de seguridad fueron acusados de haber cometido abusos como detenciones arbitrarias y torturas.

El exministro conoció a Chávez cuando era un joven cadete y el fallecido presidente un capitán con 10 años de experiencia. Ambos fueron encarcelados juntos tras el fallido golpe de Estado de 1992 y colaboraron hasta que Chávez ganó las elecciones de diciembre de 1998.

El general retirado marcó distancia con Maduro luego que el actual mandatario lo reemplazó.

En las últimas semanas Rodríguez Torres apoyó, junto con otros chavistas críticos, el boicot a las elecciones presidenciales del 20 de mayo decidido por la coalición opositora, que considera que los comicios son un fraude.

"Maduro juega con fuego", comentó el exiliado Hebert García Plaza, otro militar en retiro y exministro de Maduro, en su cuenta de Twitter, aludiendo la influencia de Rodríguez Torres sobre algunos sectores de las Fuerzas Armadas y del partido gobernante.

Rodríguez Torres habría sido "echado del gobierno bolivariano" por tener supuestos nexos con organismos de inteligencia de Estados Unidos, sostuvo Caracas en el comunicado.