Buenos Aires. Un grupo de productores rurales, enfrentado con el gobierno argentino, realizaba este martes una marcha con tractores en protesta contra las intervenciones oficiales en los mercados de alimentos, que consideran perjudiciales para los precios de granos y carne.

La protesta de la Federación Agraria Argentina (FAA), una de las cuatro entidades que en 2008 paralizaron el país con huelgas y cortes de rutas, busca que los productores reciban un mejor precio por el trigo y otros productos.

Argentina es uno de los mayores exportadores mundiales de soja, trigo, maíz y carne vacuna, pero desde hace años su producción sufre la tensión entre los productores y el Gobierno, que le impone elevados impuestos al sector para contar con fondos y para evitar abruptas alzas en los precios domésticos de los alimentos.

"La principal razón para la protesta es el problema para la comercialización del trigo", explicó a Reuters Omar Barchetta, vicepresidente de la Federación Agraria, que aclaró que la entidad también reclama por la situación de otros cultivos.

Los agricultores se quejan de que no encuentran compradores para el trigo del ciclo 2009/10, ya que, tras autorizar la exportación de una parte de la cosecha, el gobierno mantiene cerradas las ventas externas para garantizar el abastecimiento de los molinos locales, que necesitan cerca de 6,5 millones de toneladas.

Pero al tener garantizada la materia prima, los molinos no muestran apuro por comprar trigo, lo que deja a muchos productores sin poder vender los granos a un precio razonable.

En medio de una fuerte escalada de los precios de la carne, los productores también mostraron temor de que el gobierno de la presidenta Cristina Fernández vuelva a intervenir en el mercado ganadero para bajarlos.

El dirigente de la Federación Agraria adelantó que propondrán a las otras tres entidades rurales, agrupadas en la Mesa de Enlace, la realización de una huelga comercial.

"Veremos con la Mesa de Enlace cuál es el plan de lucha si es que no hay respuesta. Una propuesta que se va a llevar a la Mesa de Enlace es la no comercialización de la carne", señaló Barchetta, que añadió que la propuesta seguramente incluirá también una huelga comercial de granos.