El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadineyad, ve con buenos ojos la posibilidad de que Brasil medie ante la comunidad internacional en el conflicto por el programa nuclear iraní, en momentos que EE.UU. prepara nuevas sanciones contra el país islámico.

El mandatario afirmó que Brasil, al igual que Irán, "busca cambiar las cosas", informó ABC.es.

Agregó que "tenemos muchos amigos en el mundo interesados en ayudar y colaborar y que como nosotros mismos no están de acuerdo con las tensiones y buscan la paz. Entre ellos están el pueblo y el gobierno de Brasil con quienes mantenemos buenas relaciones. Brasil fue uno de los países que defendió a Irán (en su programa nuclear)", recalcó.

Ahmadineyad afirmó que su país aceptaría con beneplácito el papel de Brasil y manifestó su confianza en que sus esfuerzos "serían fructíferos".

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, tiene programada una visita a Irán el 15 de mayo próximo.