El portal de alquiler de viviendas online Airbnb anunció que ofrecerá por primera vez casas en Cuba, convirtiéndose así en la primera compañía estadounidense en facilitar alojamiento a norteamericanos en la isla caribeña. "Desde hoy los turistas con licencia podrán elegir entre mil alojamientos disponibles a lo largo de toda la isla", señaló la compañía de San Francisco en un comunicado emitido en el marco del histórico deshielo diplomático entre Cuba y Estados Unidos.

La oferta estará disponible para aquellos ciudadanos norteamericanos que cuenten con una licencia para viajar a la isla, ya que las disposiciones del embargo estadounidense siguen impidiendo los viajes turísticos a Cuba. Aunque las restricciones se han flexibilizado y los estadounidenses pueden obtener hoy con más facilidad un permiso para viajar.

Destino turístico "nuevo". "Durante más de 50 años Cuba ha estado fuera del alcance de la mayoría de los estadounidenses", dijo el cofundador de Airbnb, Nathan Blecharczyk, en el comunicado. "No podríamos estar más emocionados que a partir de hoy los viajeros con licencia de Estados Unidos podrán explorar la cultura única y la cálida hospitalidad que hace que la isla sea tan especial a través de nuestra nueva comunidad cubana", agregó.

Para la oferta, la joven compañía estadounidense se apoyará en la oferta de "casas particulares" para el turismo existente de hace varios años en Cuba. En el marco de las reformas de mercado que el gobierno de Raúl Castro lleva a cabo desde hace varios años, muchos cubanos han obtenido una licencia para alojar a turistas extranjeros en sus casas.

Asociaciados locales. "Más de mil propietarios de 'alojamientos particulares' han agregado sus casas a la comunidad global de Airbnb", informó la empresa. Muchas de las 'casas particulares' cubanas están bien equipadas para recibir turistas, aunque la gran mayoría carece de acceso a Internet, debido a que las autoridades no permiten a los cubanos contratar legamente el servicio para uso privado. Las habitaciones se suelen ofertar a partir de los US$20 la noche.

Según la compañía, el 40% de los alojamientos disponibles en la isla están en La Habana, mientras que el 60% restante se encuentra en las ciudades de Matanzas, Cienfuegos y Santa Clara, en la zona central de Cuba. En los próximos meses, la empresa espera expandir su presencia por otras zonas de la isla.

Compañías estadounidenses. "La importante expansión de Airbnb hacia Cuba representa el primer paso de una importante compañía estadounidense para aprovechar de lleno las oportunidades de nuestra nueva política hacia Cuba y el emergente sector de emprendedores en la isla", celebró el grupo del exilio îCubaNow, que aboga desde Miami por el final del embargo.

El deshielo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, anunciado el 17 de diciembre, ha generado también un gran interés de los estadounidenses por conocer Cuba. En enero de este año viajaron desde Estados Unidos a Cuba más de 162.495 personas en los pocos vuelos chárter que operan entre ambos países, según la empresa con sede en Miami The Havana Consulting Group, especializada en el mercado cubano. Se espera que esta cifra pueda dispararse.

Varias compañías estadounidenses han mostrado interés por Cuba. La automotriz General Motors ha señalado, por ejemplo, que quiere analizar las posibilidades de desembarcar en la isla (célebre por la antigüedad de los vehículos). No obstante, el embargo sólo puede ser levantado por el Congreso de Estados Unidos, controlado por los republicanos, tradicionalmente partidarios de una política de mano dura con el gobierno de los hermanos Castro.