De acuerdo con la información proporcionada en el quinto informe de labores del Ejecutivo federal, en México la percepción ciudadana sobre inseguridad en los espacios públicos que más frecuenta mantiene una tendencia al alza.

De acuerdo con el documento estadístico, en su apartado sobre los resultados del Programa Nacional para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia, en el 2012, alrededor de 65,9% de la población de 18 años o más indicó sentirse inseguro en la calle.

Asimismo, 67,28%, en el mismo año, dijo sentirse inseguro en el transporte público; una de cada dos personas respondió que se siente inseguro en parques o centros recreativos, 28,7% se sintió inseguro en las escuelas; 40,5% en su delegación o municipio y 60,7% manifestó que estaba inseguro en su colonia o localidad.

Para el 2016, último año con registros publicados de acuerdo al informe del Ejecutivo, la mayoría de los indicadores aumentaron: 67,5% de la población, de 18 años o mayor, se sintió insegura en la calle; 68,98% en el transporte público; 53,71% en los parques; y 33,92 % en la escuela.

En contraparte, disminuyó en percepción de inseguridad en la delegación (33,5%) y en su colonia o localidad (54,1%).

Esta percepción de inseguridad es coincidente con la encuesta realizada por Consulta Mitofsky para El Economista y publicada el 27 de agosto pasado.

En el ejercicio de opinión, el tema de inseguridad ha permeado entre los mexicanos hasta colocarse como la primera preocupación ciudadana, por encima de la situación económica.

Esta percepción de que preocupa más la inseguridad coincide, a su vez, con la registrada en agosto del 2011 y agosto del 2012, durante los dos últimos años del sexenio del panista Felipe Calderón Hinojosa.

Las metas para la conclusión del gobierno peñista, indica el documento estadístico, son alcanzar un nivel de percepción entre la ciudadanía en materia de inseguridad en las calles de 65,31%; inseguridad en el transporte 65%; en el parque o centro recreativo, 48,57%; en los centros educativos 25,67%; en tanto que en la delegación o municipio y en la colonia o localidad, el proyecto del Ejecutivo precisa terminar con un nivel de percepción de inseguridad de 39,25 y 61,80%, respectivamente.