Tegucigalpa. Las autoridades del ministerio de Relaciones Exteriores de Honduras informaron este lunes que al menos son 30 hondureños -15 más de los que han sido entregados- los que integraban el grupo de migrantes asesinados en la masacre de Tamaulipas, en México, ocurrida el 24 de agosto pasado.

Por este motivo, los expertos del Ministerio Público y la Cancillería hondureña viajarán este martes para apoyar a las autoridades mexicanas en la identificación de los cuerpos.

El vicecanciller, Alden Rivera, dijo que por lo menos 30 hondureños formaban parte del grupo de 72 inmigrantes que buscaban cruzar la frontera entre México y Estados Unidos. “Entonces serían 15 compatriotas más que habrían perdido la vida en esta masacre", dijo.

Añadió que esto fue conocido de acuerdo a los testimonios de los sobrevivientes. En esta masacre se salvó un hondureño, cuyo nombre no fue dado a conocer para resguardar su seguridad y la de su familia y un ecuatoriano, Luis Freddy Lala Pomavilla, quien se encuentra ya en su país.

Hasta la fecha se han entregado 15 cuerpos a los familiares y se espera que durante la semana se logre la identificación plena del resto para repatriarlos el domingo.

El primer grupo de hondureños muertos en la masacre fueron repatriados a Honduras hace un mes.

"La referencia que tenemos de los testigos es que al menos 30 hondureños formaban parte de este grupo de 72", indicó el funcionario hondureño.

Aseguró además que el gobierno mexicano continúa la investigación desde el punto de vista criminal, mientras que las autoridades hondureñas están involucradas en la identificación plena de los cuerpos.

Los indocumentados fueron asesinados por miembros del grupo Zeta.