Santo Domingo. Los dominicanos acudieron este domingo a las urnas para escoger cargos al Congreso y los Gobiernos municipales en una jornada caracterizada por una baja presencia en los centros de votación y la ocurrencia de incidentes que dejaron un saldo de al menos dos muertos y varios heridos, dijeron autoridades.

Al menos dos activistas de oposición murieron a causa de disparos en incidentes ocurridos en el sur y el nordeste del país, donde también se reportaron personas con heridas de bala.

Una tercera persona que había sido dada por muerta por las autoridades, se debatía entre la vida y la muerte en un centro asistencial público en el sur del país, aclaró la policía.

El Presidente Leonel Fernández, las autoridades de la Junta Central Electoral y el jefe de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), Adams Blackwell, lamentaron los incidentes, pero coincidieron en definirlos como "aislados".

Las informaciones indican que "el proceso de votación se desarrolló en calma y que tan solo en algunos lugares se han producido hechos lamentables", dijo Fernández, líder del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), poco después de ejercer el sufragio en un recinto de votación instalado en una escuela ubicada en un barrio de Santo Domingo.

A las 6:00 de la tarde (hora local) se procedió al cierre de los 13.250 colegios electorales que se instalaron en todo el país y el personal responsable, con la presencia de los delegados de más de una veintena de partidos que participaron en el proceso, inició el conteo de los votos.

En las elecciones están en juego 4.035 cargos al congreso y los gobiernos municipales, incluyendo 32 senadores, 178 diputados y 155 alcaldes, además de los concejales.

El jefe de la misión de observadores de la OEA dijo en rueda de prensa que 53 integrantes de ese organismo regional fueron distribuidos en las diferentes provincias y que en sentido general comprobaron que las votaciones se iniciaron a la hora fijada y que los incidentes reportados habían sido "aislados".

A la hora que ofreció declaraciones a la prensa en un hotel de la capital, Blackwell dijo que no tenía confirmación de víctimas fatales.

Sin embargo, dijo que al menos se comprobó un caso de compra de cédulas (documentos electorales) y uno de los observadores fue testigo de un tiroteo próximo a un colegio electoral.

Partidarios del gobierno y de la oposición se acusaron mutuamente de la compra de cédulas, así como de responsabilidad en los incidentes violentos que se reportaron.

"No es necesaria la violencia, no es necesario comprar cédulas ni cualquier otro tipo de chantaje o de acción que pueda empañar este proceso", dijo Blackwell, quien prometió un informe concluyente del proceso para la mañana del lunes.

Aunque poco más de seis millones de dominicanos estaban aptos para ejercer el voto, medios de prensa reportaron una escasa asistencia a los centros de votación y hubo expertos que pronosticaron una abstención superior a 48%.

Roberto Rosario, juez presidente de la Cámara Administrativa del tribunal de elecciones, destacó que los incidentes reportados no cubren ni siquiera 3% del territorio nacional. "Han sido casos muy aislados que no afectan el proceso", dijo en rueda de prensa.

En la semana previa al final de la campaña electoral, al menos tres personas murieron en enfrentamientos entre partidarios del gobierno y de la oposición, confirmaron autoridades.

El tribunal de elecciones anunció que en breve iniciaría los boletines con los resultados parciales de los comicios a través de una cadena de radio y televisión.

El PLD, del presidente Fernández, es considerado como favorito para mantener el control del congreso, según encuestas recientes.