El presidente de Francia, Francoise Hollande, confirmó este miércoles un ataque terrorista contra el semanario satírico francés "Charlie Hebdo".

El mandatario, quien sostuvo que las autoridades francesas habían evitado varios ataques terroristas en el país durante las últimas semanas, sostuvo que entre los fallecidos también se encuentran policías que se encontraban en las inmediaciones.

Distintas fuentes señalan que al menos 10 personas se encuentran heridas de gravedad.

La prefectura de Policía de París ha tomado medidas para reforzar la seguridad ante los locales de diversos medios de comunicación y en las estaciones de metro y ferrocarril de la capital.

El gobierno ha decidido además elevar el llamado "Plan Vigipirate" contra acciones terroristas a su máximo nivel, "alerta de atentados".

Vincent Justin, un periodista que trabaja en un edificio junto a la sede del semanario satírico, que había sido objeto de amenazas en el pasado por haber publicado caricaturas de Mahoma, explicó que fueron dos personas las que entraron en la redacción y dispararon contra el personal.

De acuerdo con Justin, los autores de la masacre reivindicaron su acción con la frase "vamos a vengar al profeta".

Según la radio publica francesa, luego de disparar intensas ráfagas con ametralladoras Kalashnikov y un lanzagranadas, los atacantes se retiraron al grito de "Allah Akbar" (Ala es el más grande) y "Dios fue vengado", según algunos testigos; en estos momentos la policía se encuentra persiguiendo a los atacantes, quienes lograron escapar en un auto.

La policía informó que el ataque se produjo a las 11.30 (hora local) en la sede del semanario, en el distrito numero 11 de la capital francesa.

La sede de Charlie Hebdo, la redacción se encuentra en otro barrio parisino, poseía vigilancia policial especial luego de haber recibido fuertes amenazas de grupos islamistas por haber publicado caricaturas del profeta Mahoma.

* Noticia en desarrollo...

** Con información de EFE, CNN y TVN