El presidente del Perú, Alan García, durante su mensaje a la nación por el 189 aniversario de la proclamación de la Independencia Nacional, anunció este miércoles la realización de un plan para reducir la pobreza en el país, y levantar los principales estándares de desarrollo humano.

García comenzó su mensaje a la nación por fiestas patrias resaltando su satisfacción por el hecho de que el Perú logró impulsar el crecimiento del empleo y la disminución de la pobreza, a pesar de la más cruenta de la crisis económicas.

Y luego detalló que el Plan Bicentenario al 2021, tendrá como principal objetivo reducir los niveles de pobreza, de desnutrición infantil y elevar el estándar de calidad y cantidad de la salud y la educación de los peruanos.

El mandatario aseguró que los próximos gobiernos deberán sumar para que en el 2021 el Perú solo tenga 10% de pobreza, 5% de desnutrición infantil y una educación con 70% de comprensión lectora y de capacidad lógico-matemática.

García catalogó estas ambiciosas metas como "un sueño que está en camino''.

Al mismo tiempo, el jefe de Estado aprovechó la ocasión para anunciar la puesta en marcha de un programa de ayuda económica para personas mayores de 75 años de edad que vivan en situación de pobreza, una asistencia del Estado que funcionará bajo el programa de gobierno Juntos, que actualmente entrega 100 soles a las familias de escasos recursos.

Elecciones. En paralelo, Alan García aprovechó la ceremonia para convocar para el 10 de abril del 2011 las elecciones generales de ese país, y aseguró que al margen de quien salga elegido como su sucesor, él le brindará su apoyo para asumir las riendas del país.

“Comprometo la acción del Estado para mantener la estabilidad económica, comprometo la acción del Estado para garantizar el orden como fin de nuestra vida social, y no dejar al siguiente gobierno ni obligaciones exorbitantes ni bombas de tiempo que obstaculicen su acción”, sentenció.

Finalmente, aseguró que cualquiera que sea el ganador de los comicios presidenciales de abril de 2011, le entregará “su ayuda personal y política” para el éxito de su sucesor.