Lima. El presidente de Perú, Alan García, guarda la idea de que alguno de sus hijos siga sus pasos en el futuro y ocupe la presidencia del país.

En una entrevista al programa de TV “Día D” habló de su vida familiar y de la relación con sus hijos, informó El Comercio.

Explicó que dedica todo el tiempo que puede al menor de sus descendientes, Federico Danton. “Se lo decía siempre a la señora Pilar Nores. Quiero darle más tiempo a Danton porque si mis hijos mayores me vieron presidente dos veces y tal vez cuando tengan 50 años me vean con vida, él no”, dijo.

Haciendo planes para el futuro, reconoció que le gustaría que Federico se convierta alguna vez en presidente de Perú, pero dijo que son sus dos hijos mayores que los que muestran una vena política que podría conducirlos a la primera magistratura del país, entre ellos Alan Raúl.

Por otra parte, García dijo no tenerle ninguna “ojeriza” a su antecesor, Alejandro Toledo y destacó algunos aportes de su gobierno.

Señaló que la administración anterior “continuó políticas estables y sensatas. Eso es lo que quiero resaltar. No tengo ojeriza por nadie”.