Lima. Desde diciembre del año pasado que el mandatario peruano, Alan García, no se reúne con su vicepresidente, Luis Giampietri, quien se encuentra virtualmente aislado del gobierno peruano por un  polémico bono para suboficiales de la policía y militares.

La revelación la hizo el propio Giampietri, quien en los últimos días ha enfrentado duras críticas de ministros de García por apoyar una bonificación para policías y militares que fue aprobada en el Congreso, que según el Ejecutivo erosionará las arcas fiscales.

El vicepresidente fue consultado si tenía previsto reunirse con García para analizar este asunto, pero su respuesta sólo confirmó el estad de las relaciones al interior del gobierno peruano.

“Desde el 30 de diciembre, la noche anterior a mi cumpleaños, no he podido hablar con el presidente. Varias veces he solicitado una cita, pero su agenda recargada no lo ha permitido”, afirmó Giampietri, según reproducen El Comercio y La República.

Giampietri, un almirante retirado de la Marina, aprobó en el Congreso una ley que faculta al pago del bono extraordinario. Además, consideró "inconcebible" una oferta del gobierno de elevar este año el sueldo mensual en 100 soles (US$35).

Este jueves, la ministra de la Mujer y Desarrollo Social, Nidia Vilchez, afirmó que Giampietri "traiciona la confianza del presidente", sumándose a los cuestionamientos que el día previo había formulado el canciller y hombre de confianza de García, José García Belaúnde.

"El vicepresidente Giampietri traiciona la confianza del presidente de la República y traiciona el trabajo coordinado con el partido de gobierno”, afirmó Vilchez.

Aunque más tarde ofreció disculpas por sus fuertes declaraciones, mantuvo los cuestionamientos respecto al desempeño del vicepresidente.

"Con el mayor gusto ofrezco mis disculpas, mi cariño, mi respeto a Lucho Giampietri, y le pido que se ponga más en los zapatos de ser vicepresidente y en su momento presidente, para sumar en la solución más no en una exigencia que no tiene mayor sustento presupuestal", dijo.