Lima. La aprobación a la gestión del presidente peruano, Alan García, subió levemente en junio tras haber descendido en los dos meses previos, mostró el domingo un sondeo.

El nivel de aprobación del presidente, cuyo mandato de cinco años culmina en julio del 2011, trepó a 27% en junio frente al 26% del mes anterior, reflejó la encuesta realizada por la firma Ipsos Apoyo y publicada por el diario El Comercio.

García ha reflejado bajos niveles de aprobación durante gran parte de su gobierno, llegando a tener 19% en noviembre del 2008, cuando se aceleró la inflación y recrudecieron los reclamos en medio de la crisis económica mundial.

Asimismo, el nivel de desaprobación al gobierno de García bajó 2 puntos porcentuales en junio frente al mes previo, a 73%, agregó la encuesta.

Entre los que desaprueban la administración de García, 40% afirma que "hay mucha corrupción en su gobierno", mientras que 37% considera que "no hay trabajo".

Ello pese a que la economía de la nación andina muestra una sólida recuperación y junto a Brasil sería la que más crecería este año en la región.

La economía de Perú -un importante productor de metales- crecería 6,6% este año, según estimaciones oficiales, tras haberse desacelerado fuertemente en 2009 ante el impacto de las turbulencias financieras mundiales.

Entre los que aprueban la gestión del mandatario, 44% resalta que "está trabajando para mejorar la educación" y 41% el que esté construyendo "carreteras, hospitales y obras de agua".

Para el sondeo, Ipsos Apoyo entrevistó a 1.200 personas entre el 16 y 18 de junio. El estudio tiene un nivel de confianza del 95%.

Rechazo a liberación de guerrillera. Por otro lado, la encuesta mostró un fuerte rechazo a la reciente decisión de la Justicia peruana de otorgar libertad condicional a la guerrillera estadounidense Lori Berenson.

El 74% de los encuestados se mostró en contra de la medida, con la cual Berenson salió en libertad condicional a fines de mayo al cumplir 15 de los 20 años de su condena por haber colaborado con el izquierdista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

La liberación de Berenson abrió una herida que parecía haber cicatrizado en Perú, que vivió dos décadas de guerra interna con miles de muertos y millones de dólares en pérdidas materiales.

En el sondeo, 47% opinó que se ha avanzado muy poco en el proceso de reconciliación tras la guerra interna en la que el MRTA y otro grupo rebelde del país, el maoísta Sendero Luminoso, pusieron en jaque al Estado peruano en las décadas de 1980 y 1990.

En ese período murieron o desaparecieron unas 69.000 personas, de acuerdo a cifras oficiales.