Lima. El gobierno peruano, encabezado por el presidente, Alan García, apoyó públicamente la intervención militar emprendida por Estados Unidos, Reino Unido y Francia en contra del régimen de Muamar Gadafi.

“Saludo la acción del gobierno de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña para hacer frente a la masacre de la dictadura libia. Se está demostrando que el derecho internacional es fundamental para la convivencia de los pueblos y la defensa de los derechos humanos”, dijo García, consignó VOA News.

Perú ha sido uno de los primeros países en acudir mediación de la comunidad internacional para solucionar el conflicto libio. Un ejemplo es que García convocó representantes y solicitó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la implementación de un espacio de exclusión aérea.

García ha roto relaciones con el gobierno africano, alinéandose con el reclamo de los rebeldes. "Creo que es muy importante que los pueblos nos unamos para impedir este tipo de carnicerías y masacres que buscan acallar los justos reclamos de los pueblos", dijo.

El pasado 19 de marzo aviones franceses y marina británica y estadounidense bombardearon tanques y vehículos blindados, que bajo el nombre operación "Odisea del Amanecer", lanzaron más de 110 misiles en puntos estratégicos de Libia.