La intentona golpista en Ecuador servirá para poner a prueba la utilidad de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) y de otros organismos integrados por países de la región, dijo este jueves el presidente de Perú, Alan García.

El mandatario dijo en Buenos Aires que coordinó con Colombia la suspensión del comercio y la venta de electricidad a Ecuador hasta la recuperación plena del orden institucional en el país andino, donde fuerzas de seguridad se sublevaron contra el presidente Rafael Correa.

"Es ahora cuando debe ponerse a prueba si sirve para algo la Unión de Naciones Suramericanas (unasur) y todos los organismos de los que formamos parte", dijo García al llegar a Buenos Aires.

Mandatarios de la región se reunirán en la sede de la cancillería argentina para tratar la crisis suscitada en Ecuador.

García dijo que puso a disposición de los mandatarios sudamericanos una base aérea peruana cercana a territorio de Ecuador, por si deciden trasladarse y defender directamente en ese país el estado de derecho.

Previamente el presidente de Bolivia, Evo Morales, propuso el traslado a Quito de los jefes de Estado de Sudamérica.