Lima. Al ex presidente peruano Alberto Fujimori, preso por ser autor mediato de 25 asesinatos, le fue extirpada una lesión cancerígena de la lengua en una operación quirúrgica "compleja", dijo este jueves su hija Keiko Fujimori.

Esta es la quinta intervención a la que somete Fujimori por su enfermedad y, según sus médicos tratantes, sufre de un cuadro depresivo que le ocasionó una significativa pérdida de peso.

"Ha sido una operación compleja, mucho más grande de lo que se esperaba, confiamos en que pueda recuperarse", dijo Keiko Fujimori a periodistas en la salida de la clínica de un barrio residencial de Lima.

Los médicos extirparon de la lengua un segmento de tres por cinco centímetros, al que luego se le realizará una biopsia, agregó.

Por su parte, el médico del ex mandatario Alejandro Aguinaga dijo que "la lesión es altamente sospechosa, pero él se encuentra tranquilo y está en la sala de recuperación".

Fujimori, de 74 años y que fue extraditado desde Chile en el 2007, ha perdido entre 15 a 20 kilos de peso, según un parte del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) de hace un año, hecho que llevó a los médicos a advertir que podría derivar en una recurrencia de un cáncer bucal.

"Mi padre es un paciente con cáncer de alto riesgo, normalmente cada vez que tenía una operación se ha demorado varios días en poder hablar y cerca de 15 días para poder ingerir alimentos normales", explicó Keiko.

"La recuperación es dolorosa y demora muchos días", agregó.

A fines del año pasado, el INEN señaló que el cáncer de lengua operado a Fujimori es de "una recurrencia tratada de alto riesgo", pero señaló que desde el punto de vista físico, neurálgico y mental el ex mandatario "se encuentra estable".

Según la justicia peruana, Fujimori fue el "autor mediato" del asesinato de 15 personas, entre ellas un niño de ocho años, en un barrio popular de Lima, así como de nueve estudiantes universitarios y un profesor, cuando el país era asolado por la guerrilla de Sendero Luminoso.

Los hijos del ex mandatario -que gobernó el país entre 1990 y el 2000- afirmaron recientemente que Fujimori descartó la posibilidad de solicitar al gobierno un indulto alegando un delicado estado de salud.

"Mi padre ha estado al tanto de ver la actitud de este gobierno y nos llamó mucho la atención de las declaraciones indolentes del procurador, un día antes de que sea internado, que dijo que mi padre sólo merecería un indulto si estuviese en estado terminal o en agonía", dijo Keiko.

"Me encantaría ver a mi padre en libertad, me encantaría pedir el indulto, sin embargo, al no haber la voluntad del gobierno entonces no se hará", agregó.