Berlín. El alcalde de centroizquierda de Berlín, Klaus Wowereit, dijo el lunes que su reelección había dado a la socialdemocracia alemana un impulso en toda la nación para desbancar a la "atroz" coalición de la canciller conservadora Angela Merkel.

Los socialdemócratas (SPD) ganaron el domingo en la ciudad estado de Berlín, en la sexta derrota en elecciones regionales para Merkel, dos semanas antes de que el Parlamento realice una votación clave sobre la golpeada zona euro.

"Estoy feliz de haber dado un viento de cola al partido nacional", dijo Wowereit al celebrar que obtuvo un tercer mandato de cinco años con un 28,2 por ciento de los votos.

"En los estados de Alemania queremos establecer las bases para desbancar a esta atroz coalición y formar un Gobierno socialdemócrata que beneficie a todos los alemanes", agregó.

Merkel, muy criticada por su débil liderazgo en la crisis de la zona euro, está a mitad de camino en su mandato de cuatro años.

Pero los reveses electorales para su partido CDU y sus socios menores en la coalición -los demócratas libres (FDP)- a nivel nacional han dañado su posición y podrían amenazar la estabilidad de su Gobierno.

La canciller dijo en una rueda de prensa que el resultado de la elección de Berlín no afectará su trabajo con el FDP en la nación.

Sin embargo, ya se empezaron a ver señales de presión, con disputas abiertas dentro de la coalición, sobre todo por la política en la zona euro.

En Berlín, el FDP no logró el umbral del 5% necesario para ocupar bancas por quinta vez en una elección regional este año.

Un esfuerzo por atraer votantes en la capital con comentarios en contra del euro tuvo el efecto contrario al deseado y hundió el apoyo al FDP al 1,8%, desde el 7,6% en el 2006.

"Fue muy inusual emprender un intento de inyectar un falso populismo sobre el euro en la campaña (...) y fue incluso el vicecanciller el que lo hizo", dijo Wowereit.

Se refería a los comentarios del líder del FDP Philipp Roesler, ministro de Economía y vicecanciller, que declaró que ya no era un tabú hablar de un default ordenado de Grecia.

El CDU obtuvo el 23,3%, un poco más que el 21,3% del 2006 pero muy por debajo del 40% que el partido solía obtener en Berlín en las décadas de 1980 y 1990. Los Verdes recibieron el 17,6% de los votos y la izquierda el 11,7%.

El SPD y los Verdes han prometido apoyo para reforzar el fondo de rescate de la zona euro para países como Grecia en una votación crucial en el Parlamento el 29 de septiembre, cuando Merkel podría enfrentar una revuelta de los miembros de su coalición que son más escépticos con respecto al euro.

Un sondeo la semana pasada mostró al SPD con el mayor apoyo desde principios del 2008 y estimó que una coalición entre el SPD y los Verdes derrotaría a la centroderecha de Merkel por 13 puntos porcentuales si hoy se realizara una votación nacional.