El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, defendió este viernes la colocación del obelisco a León Febres-Cordero en la planchada de Las Peñas, luego de que el director regional de Patrimonio Cultural, Esteban Delgado, presentó este jueves una denuncia contra la obra.

Nebot se preguntó ¿qué busca el gobierno con la infundada e infame denuncia presentada por Patrimonio Cultural? ¿Cuál es el supuesto delito que hemos cometido?, al tiempo de recordar la intervención que ha tenido el cerro Santa Ana, el barrio Las Peñas por parte del Municipio, asegurando que el gobierno nunca antes había intervenido nada.

Nebot explicó que el sitio donde se ha instalado el monumento no es parte de la declaratoria de Patrimonio Cultural del año 1982, pues al acuerdo dictado ese año en cuanto al área pertinente se refiera exclusivamente a la calle Numa Pompilio del barrio Las Peñas, sector aledaño, integrado por la Plaza Colón con su entorno. Y se señala como área de respeto e influencia, no de patrimonio, a los cerros Santa Ana y del Carmen.

"Ni siquiera saben de lo que están hablando en su afán de odiosidad", detalló Nebot en una entrevista a Radio Morena, a lo que agregó que la sentencia del juez temporal de Garantías Penales, Manuel Prieto, quien impidió la colocación del busto a LFC en el mismo sitio donde está el obelisco, pretendió desconocer las competencias exclusivas que tienen los municipios del país, por disposición de la Constitución y del Cootad, para erigir monumentos inclusive en sitios declarados patrimonio.

Más tarde, en su cuenta Twitter el alcalde indicó que "a nosotros no nos van asustar ni doblegar jamás. Nunca dejaremos de defender la autonomía municipal y de hacer respetar la historia y los sentimientos del pueblo de Guayaquil".