Guayaquil. “Respaldo y defiendo decididamente la democracia. Ningún problema debe resolverse a base de violencia e irrespeto a la constitución y la ley", afirmó el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, uno de los principales líderes de la oposición ecuatoriana, frente a la crisis política que enfrenta Ecuador.

Nebot indicó que "el Presidente debe entender que el país le exige otro tipo de política: al ciudadano -sea quien sea y piense como piense- hay que oírlo, entenderlo y servirlo, no afectarlo ni atacarlo. Para construir el bienestar general no hay que perder la personalidad ni la ideología, pero si comprender lo de fondo y guardar la forma”.

Agregó que "oposición es una cosa; caos, irresponsabilidad y delincuencia es otra. Hago un llamado al presidente, a la policía y a los asambleístas de mayoría, para que resuelvan inmediatamente el problema que han causado, pues, por su culpa, el pueblo está afectado y, además, siendo víctima de la inseguridad y el vandalismo", dijo El Universo.

Hizo un llamado a Guayaquil y Ecuador, señalando que “sigamos altivos, rebeldes, libres y opositores también, pero jamás golpistas ni tolerantes con la delincuencia".