El actual alcalde de Río de Janeiro y máximo favorito según las encuestas para la reelección en el cargo, Eduardo Paes, votó en la mañana de este domingo acompañado de su familia y afirmó que está "refundando" la ciudad.

"Es un desafío fantástico liderar una ciudad que se está transformando. Río de Janeiro está renaciendo, estamos refundando la ciudad.

"Tenemos un superdesafío que tiene que ver con el día a día de las personas, que es la salud. Es un área en la que trabajamos mucho, pero todavía falta mucho por hacer", explicó Paes a la prensa que lo esperaba en su colegio electoral.

Los brasileños celebran este domingo elecciones de forma simultánea en 5.568 municipios del país, para escoger a los alcaldes y concejales que gobernarán localmente durante los próximos cuatro años.

El candidato del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), Eduardo Paes, ejerció su derecho al voto en el club de golf Gávea Country, donde posó ante las cámaras haciendo el símbolo de la victoria con los dedos, acompañado de sus padres, su mujer, Cristiane, sus dos hijos y dos sobrinos.

Uno de sus hijos estaba vestido con la camiseta del Vasco da Gama, uno de los equipos de fútbol más populares de Río y del que Paes es un declarado seguidor.

El actual alcalde de Río de Janeiro, que aspira a ser el primer alcalde brasileño en recibir unos Juegos Olímpicos, se mostró feliz por el apoyo que ha recibido durante la campaña electoral por parte de los electores residentes en las áreas donde el ayuntamiento no realizó obras.

Pese al favoritismo que le otorgan todas las encuestas, que auguran una victoria hoy sin necesidad de acudir a una segunda vuelta, Paes afirmó que "las elecciones sólo terminan cuando hay el recuento de votos".

"Respetaremos el proceso electoral, esperar que los electores voten y respetar a nuestros adversarios. Si Dios quiere, lo celebraremos más tarde. Espero, obviamente, ganar las elecciones", aseguró.