Lima, EFE. La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, afirmó este lunes que los regidores (concejales) de su partido Fuerza Social recientemente revocados dejarán la municipalidad, pero no la política.

Según el conteo de votos al 100% de actas del proceso de revocación realizado el pasado 17 de marzo, 20 regidores de Fuerza Social y dos de la alianza Partido Popular Cristiano-Solidaridad Nacional dejarán sus cargos en el municipio de Lima.

No obstante, Villarán seguirá en su cargo y habrá un nuevo proceso electoral en noviembre próximo para elegir a los puestos que han dejado vacíos los concejales revocados.

Los promotores de la revocación en la municipalidad de Lima buscaban la salida de Villarán después de que la alcaldesa acusara de graves actos de corrupción a su antecesor Luis Castañeda Lossio.

Villarán declaró que "Hay dos procesos electorales a la vuelta de la esquina", agregó en referencia a las elecciones municipales de 2014 y las presidenciales y legislativas de 2016.

Villarán declaró que "no todo en la política significa cargos públicos" y, en su lugar, anunció que desea formar una "escuela política" para instruir a nuevas generaciones.