Buenos Aires. Este lunes presentó su renuncia "indeclinable", el subsecretario de la Presidencia argentina, Valentín Díaz Gilligan, luego que el pasado viernes el diario español El País publicara que el funcionario ocultó US$1,2 millones en una cuenta de la Banca Privada de Andorra.

Según publica El Mostrador, citando a EFE, la renuncia será aceptada proximamente por el gobierno de Mauricio Macri.

"No creo necesario continuar aferrado al cargo en medio de un debate mediático sobre mis acciones en los años en los que estuve en la actividad privada", argumento Díaz Gilligan en su carta de renuncia.

El funcionario añadió que probará su inocencia en el caso e insistió en que las acusaciones de las que ha sido objeto, "son falsas".

"Yo estaba saliendo de la sociedad y no había ningún ingreso ni nada que registrar como ganancia", dijo Díaz en una entrevista con el diario argentino La Nación. 

La publicación de El País, señala a Díaz Gilligan de ocultar US$1,2 millones en una cuenta de la Banca Privada de Andorra a nombre de la empresa británica de intermediación de jugadores de fútbol Line Action, cuya accionista es la mercantil panameña Nashville North Inc.

La investigación detalla que la cuenta fue abierta en el año 2012 y Díaz Gilligan figuraba entonces como "representante" de la empresa y "accionista". Para esa época, el ahora ex funcionario argentino era asesor del Ayuntamiento de Buenos Aires.

En el año 2014 vendió su participación en la empresa,tras haber sido nombrado como director general de Turismo.

"Yo estaba saliendo de la sociedad y no había ningún ingreso ni nada que registrar como ganancia", dijo Díaz en una entrevista con el diario argentino La Nación. 

Tras conocerce el señalamiento, el presidente Mauricio Macri pidió encarar con "honestidad y seriedad" acusaciones de corrupción. "Espero que los funcionarios en los que confío demuestren que todas estas acusaciones no tienen sustento", dijo.

En medio de la acusación, la oposición kirchnerista denunció a Díaz Gilligan por lavado de activos y omisión maliciosa.