Berlin. Es muy pronto para afirmar que la crisis económica de Alemania ya terminó puesto que aún existen considerables riesgos para la recuperación, dijo el sábado a un periódico el jefe de la Oficina Federal de Trabajo, Frank-Juergen Weise.

Weise sostuvo al diario alemán Rheinpfalz am Sonntag que aunque el comportamiento del mercado laboral es mejor a lo esperado, estaba preocupado "de que se declare un fin a la crisis económica", según extractos de un artículo que será publicado el domingo. "Hay aún grandes incertidumbres", dijo Weise.

Afectado por los cambios estacionales, el desempleo mensual cayó por duodécima vez seguida en junio, hasta alcanzar su nivel más bajo desde diciembre del 2008.

Sin embargo, las preocupaciones sobre los prospectos para el 2011 arrojan algunas dudas sobre si el índice total de desempleo podría caer mucho más.

La economía alemana sufrió su mayor recesión postguerra en el 2009, contrayéndose en cerca del 5%. Desde entonces, una recuperación liderada por las exportaciones ha permitido al país compensar una parte sustancial del terreno perdido.

Muchas analistas creen que la mayor economía de Europa probablemente creció en al menos un 1% en el segundo trimestre de este año, acelerándose desde 0,2% en el período enero-marzo.

No obstante, los principales indicadores sugieren que la recuperación se podría desacelerar en los meses próximos.