Álvaro Colom críticó por primera vez a los candidatos presidenciales a las elecciones de septiembre en Guatemala desde que su ex esposa, Sandra Torres, no pudiera inscribir su candidatura presidencial por orden de la Corte de Constitucionalidad de Guatemala, a principios de agosto de este año.

La corte dijo que Torres violó la Constitución al divorciarse del presidente de Guatemala, Alvaro Colom, para sortear así una prohibición que impide a familiares del mandatario ser candidatos.

En ese escenario, Colom criticó a los candidatos a la presidencia sobre que prometen la continuidad de los programas sociales, pero al mismo tiempo sus diputados obstaculizan la aprobación de préstamos para el funcionamiento del Estado, según Prensa Libre.

"Hay contradicción entre las tarimas y la realidad (...) Los errores políticos se pagan caros", advirtió el gobernante, y más adelante matizó que, como si se tratara de pastores, los políticos en contienda están diciendo "ahí viene el lobo", pero en realidad el lobo ya está dentro del redil gracias a que ellos lo permitieron.

Colom se refiere específicamente a los problemas que ha enfrentado el Ejecutivo guatemalteco para conseguir líneas de financiamiento a los programas sociales público y el consiguiente impacto que a futuro ello pueda tener en sus gestiones.

El presidente guatemalteco continuó sus críticas al enfatizar que los candidatos se han olvidado de la reconstrucción luego de los daños causados por el clima en 2010. "No les interesa nada en sus giras electoreras", sostuvo.

Al Congreso censuró que durante este año solo ha hecho siete acciones (entre leyes y decretos) en ocho meses y el resto del tiempo el parlamento ha estado bloqueado por "manipulaciones políticas".

* Con información de Prensa Libre de Guatemala y Reuters.