San José. Un distendido encuentro sostuvieron este sábado en San José de Costa Rica los presidentes de Colombia y Ecuador, Álvaro Uribe y Rafael Correa, respectivamente, durante la ceremonia de investidura de la nueva mandataria costarricense, Laura Chinchilla.

Correa y Uribe hablaron de lo qué será el futuro del Jefe de Estado colombiano cuando termine su gobierno.

Según consigna El Espectador de Bogotá, el mandatario ecuatoriano le dijo a Uribe que después del 7 de agosto tendrá más tiempo para dedicarle a la familia.

El presidente Uribe habló de su familia y dijo que quiere tener nietos. "Mis hijos ya son viejos, uno tiene 29 años y el otro 26. No tengo todavía nietos, los estoy añorando".

Por otro lado, Correa se refirió a los candidatos a la presidencia de Colombia.

Al respecto, insistió en que no está de acuerdo con que Juan Manuel Santos haya dicho que se siente orgulloso con el bombardeo a Ecuador en donde ‘Raúl Reyes' fue abatido el 1 de marzo de 2008.