Tegucigalpa. El ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, se reunió este lunes con el presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, en la Casa Presidencial.

El ex mandatario sudamericano fue recibido con honores, en alfombra roja, en la sede del poder ejecutivo, donde tuvo la oportunidad de intercambiar impresiones con Lobo sobre temas que vinculan a Honduras y Colombia.

Uribe arribó a tempranas horas de la mañana a la casa de gobierno, en medio de un amplio dispositivo de seguridad terrestre y aérea, tras haber llegado a Honduras para dictar una conferencia a estudiantes y empresarios sobre el futuro del emprendimiento y la identificación de oportunidades e inversiones.

Lobo Sosa conversó con Uribe por espacio de una hora sobre aspectos relacionados con la seguridad jurídica, la promoción de inversiones, el combate al narcotráfico y el fortalecimiento de la democracia.

Llegó acompañado por la embajadora de su país, Sonia Pereira. Los políticos fueron recibidos en las afueras de la sede del poder Ejecutivo por el mandatario, la primera dama Rosa Elena de Lobo y la ministra de la Presidencia, María Guillén, en medio de una vistosa ceremonia donde hubo cantos, cadetes, niños, niñas y jóvenes vestidas con trajes folclóricos.

Valor. "Honduras es para nosotros un ejemplo de valor civil y valor democrático", manifestó Uribe, quien además dialogó con Lobo sobre la necesidad de continuar trabajando intensamente en materia de seguridad y lucha contra el crimen organizado.

"Ese ejemplo inspira mucho a quienes como yo creemos que los pueblos deben tener seguridad, una alta y sostenida tasa de inversión y una gran política social, por eso desde el fondo del alma deseo lo mejor para Honduras", indicó.

Uribe fungió como presidente de Colombia durante los períodos 2002-2006 y 2006-2010.

Durante la crisis del 28 de junio de 2009, Colombia fue clave para que el país encontrara una solución a la problemática.

En su última visita a Honduras en enero pasado, Uribe, que todavía fungía como presidente de Colombia, firmó varios acuerdos de cooperación con el presidente Lobo Sosa en materia de lucha contra el narcotráfico, seguridad e intercambio comercial.

Ejemplo. En declaraciones brindadas a Hrn, Uribe calificó los hechos del 28 de junio de 2009 como "un gran ejemplo de valor cívico y democrático al impedir que le impusieran un modelo foráneo".

El ex presidente colombiano dijo que "estamos en mora de que la OEA (Organización de Estados Americanos) reincorpore a Honduras", después de su suspensión en julio de 2009.

"Honduras está haciendo un esfuerzo muy grande, no puede ser que prevalezcan aquellos que intentaron invadir a Honduras sobre la autonomía y las instituciones de Honduras. Entonces estamos en mora del reintegro de Honduras a la OEA", afirmó.

"Uno desde afuera ve que (el presidente Porfirio Lobo) hace un gran esfuerzo de reconciliación, un manejo con toda la dedicación, con toda la prudencia, y yo me pregunto por qué la comunidad internacional en algunos sectores todavía tiene esa reticencia frente a Honduras", señaló.

Uribe indicó que el presidente Lobo "fue electo en unas elecciones generales, totalmente transparentes", y condenó la actitud de los gobiernos sudamericanos que se han negado a reconocer a las actuales autoridades de Honduras.

"Vemos vicios en esos que se autocalifican de izquierda, pero que se convierten en dictadores, vicios de la derecha", apuntó.

"Yo no veo en América Latina simples populismos, aquí hay unos nuevos comunistas. Lo que pasa es que a esos nuevos comunismos les da miedo presentarse como tales y hay un factor que distorsiona y engaña: elecciones sin libertades, elecciones expropiando la iniciativa privada, elecciones expropiando la creatividad, entonces ¿cuál democracia es eso?", se preguntó el ex presidente colombiano.

"Eso lleva a que por más recursos naturales que tengan, por más petróleo que tengan, habrá un momento en el cual será insostenible la política social", indicó.