Bogotá. El ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, dejó ver sus preocupaciones por la Ley de Víctimas que actualmente está planteando el gobierno de Juan Manuel Santos y su bancada en el Congreso.

En un diálogo con algunos legisladores conservadores, el ex mandatario criticó la financiación del proyecto, al advertir que aún no está claro de dónde va a salir el dinero para la reparación.

Según él, si no se muestra el financiamiento a futuro se podría afectar el presupuesto de la nación.

Además, expresó que no se pueden equiparar a las víctimas del conflicto con los agentes del Estado.

De otro lado, Uribe les anunció a algunos congresistas del Partido Conservador que no asumirá la vocería de ninguna colectividad.

Así lo dio a conocer el ex ministro Fabio Valencia Cossio quien sostuvo que lo único que Uribe hará será "apoyar la democracia".

"Él (Uribe) quiere seguir consolidando la Seguridad Democrática y apoyando al presidente Juan Manuel Santos para que pueda lograr sus políticas", destacó.