Santo Domingo. Amnistía Internacional emitió un duro reporte sobre República Dominicana este martes, en el que afirmó que su fuerza policial nacional comete asesinatos y torturas con impunidad.

A la policía se le señala como responsable de un promedio del 15 por% de las muertes violentes registradas por año en el país entre el 2005 y el 2010, de acuerdo al documento.

"Esa proporción es alarmante y plantea preocupaciones significativas de que la policía frecuentemente emplea una fuerza desproporcionada con consecuencias letales", agregó el reporte.

El grupo defensor de los derechos humanos, con sede en Londres, dijo que el abuso policial en la nación caribeña se da en el marco de un aumento de los crímenes violentos ligados al tráfico de drogas, la proliferación de armas de fuego y una creciente desigualdad social.

Los "métodos policiales de línea dura" están contribuyendo a la escalada de la violencia y al crimen en vez de ayudar a contenerlos y los abusos florecieron debido a la inadecuada supervisión del Gobierno y las reformas, destacó.

La República Dominicana es una nación de 10 millones de habitantes que comparte la isla La Española con Haití.

"En el corazón del fracaso a la hora de implementar reformas efectivas y asegurar que los dominicanos tengan la efectividad policial que necesitan está la falta de voluntad política", dijo Amnistía.

"Los que ocupan el poder no han confrontado a aquellos que tienen un velado interés en mantener el actual sistema en el cual la corrupción está profundamente enraizada y los abusos a los derechos humanos son generalizados", agregó.

Amnistía sostuvo que no hay instituciones independientes encargadas de supervisar a la policía e investigar las quejas de abusos.

En respuesta, República Dominicana denunció al informe como "prejuiciado".

"Es una conclusión prejuiciada porque en esa investigación no se nos consultó para escuchar nuestra versión de cada uno de los hechos que se citan, aunque sí se consultó a fuentes interesadas", dijo el coronel Máximo Báez, relacionador público del cuerpo.

Báez añadió que el miércoles pasado el jefe de la policía se reunió en el palacio de gobierno en Santo Domingo con enviados de Amnistía Internacional, a quienes les expresó personalmente su queja por no consultar a la institución.

El vocero de la policía negó también que la fuerza actúe con impunidad, como cita el informe.

"Sólo en este año, en la jefatura del mayor general Polanco Gómez (Ramón), 156 oficiales han sido cancelados de las filas de la institución y sometidos a la justicia por apartarse de la ley y de las normas institucionales", aseguró.

La policía nacional dijo que 2.367 personas murieron en manos de oficiales en el período analizado, de acuerdo al reporte.