Parece ser que el "clima político" en Estados Unidos se ha vuelto una nueva y significativa fuente de estrés para la mayoría de los estadounidenses, al menos de acuerdo con lo señalado en una nueva encuesta.

Además de la economía, el trabajo y el dinero, que cada año se encuentran entre los tres factores de estrés más importantes, ahora el 57 por ciento de los estadounidenses señala que el clima político es una fuente muy significativa o un tanto significativa de estrés para ellos, se indicó en la más reciente encuesta Harris en línea.

Esta es la primera ocasión, desde que la Asociación Americana de Psicología inició el sondeo anual "Estrés en Estados Unidos: Enfrentando el cambio" hace 10 años, en que se informa sobre este nivel de ansiedad con respecto al clima político y al futuro del país, dijo Lynn Bufka, directora ejecutiva asociada de práctica, investigación y políticas de APA.

"La gente dice que ahora está más estresada de lo que ha estado en bastante tiempo", dijo Bufka, según informes de hoy de USA Today.

"Ahora las cosas parecen menos seguras. ¿Qué va a pasar realmente? ¿Qué decisiones se están tomando? ¿Quién está tomando esas decisiones? ¿Están por cambiar las cosas que han estado ocurriendo durante mucho tiempo? Parece que hay mucha más incertidumbre. La gente tiene que digerir mucho más", dijo la analista.

Entre los encuestados el 59 por ciento de los republicanos dijeron que el futuro de Estados Unidos es una fuente significativa de estrés para ellos, en comparación con el 76 por ciento de los demócratas.

Un estudio de Allianz Life también encontró que el 42% de los estadounidenses dijo estar más estresado en el 2016 que en el 2015 cuando la cifra era de 36%.

"Parece ser que tenemos un nivel sin precedentes de incertidumbre política, lo cual puede alimentar el temor a la desunión del país, a la fragmentación de las relaciones", dijo el Dr. Ron Samarian, psicólogo de Michigan, a reporteros del diario.

"Ciertamente, las cosas nunca habían estado así de distorsionadas en nuestra vida. Esto toca muchas áreas diferentes que convergen todas en el mismo sitio que es la incertidumbre y la falta de control o el sentimiento de que no tenemos tanto control", dijo.

"La gente está muy preocupada porque no sabe qué creer", dijo Wendy Day, consultora política que ayudó a fundar el Tea Party en Michigan.

"Antes había algo llamado verdad objetiva y ahora es muy difícil determinar qué es eso", dijo Bufka, quien mencionó la saturación de noticias en la televisión, las redes sociales y en las conversaciones cotidianas de los estadounidenses.