Lima. El analista político, Luis Benavente, sostuvo hoy que el cambio en el discurso de la lideresa del Fuerza Popular, Keiko Fujimori, respondería a una estrategia para desmarcarse de los pasivos del régimen de su padre, Alberto Fujimori, a fin de no repetir los errores en las elecciones del 2011.

Señaló que el tema de los derechos humanos es muy sensible en el fujimorismo, y en ese sentido, el cambio de posición de la primogénita del exmandatario a favor de la desactivada Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR), y de rechazo a las esterilizaciones forzadas, representan un alejamiento de las posiciones de su progenitor.

"El gran error de la candidata en el 2011 fue no haber deslindado con su padre, cuando quiso hacerlo entre la primera y segunda vuelta, era demasiado tarde, y lo hizo de una manera muy débil, que no convenció a nadie, ahora no está esperando enero o febrero, cuando la campaña es más intensa, sino que ha empezado desde ya a marcar distancia", anotó.

Al respecto, refirió que si bien los derechos humanos no es un tema movilizador de votos, sí es parte de la agenda del debate.

Recordó que en la campaña anterior, el entonces candidato Ollanta Humala sacó el tema de las esterilizaciones forzadas, y el error de Fujimori fue defender a su principal implicado, el ex ministro y congresista Alejandro Aguinaga.

"De esta manera se quita dos pesos de encima, cuando la critiquen por las esterilizaciones, responderá que las ha condenado, y cuando le hablen sobre la CVR, que apoya su labor", indicó.

Keiko Fujimori ha calificado de positivo el trabajo realizado por la CVR, se pronunció a favor del aborto terapéutico y la Unión Civil para personas del mismo sexo, así como responsabilizó a los médicos por realizar las esterilizaciones forzadas durante el gobierno de Alberto Fujimori, esto último fue rechazado por el gremio de galenos.

Por discrepancias en el caso de la Unión Civil, el legislador Julio Rosas decidió esta semana alejarse de la bandada de Fuerza Popular, mientras el también parlamentario Kenyi Fujimori marcó diferencias con su hermana mayor en el asunto de la CVR.

Sobre las consecuencias del cambio de posición al interior del fujimorismo, sobre todo en la llamada a la dura, como Martha Chávez, Luz Salgado, entre otros, el director de Vox Populi estimó que habrá una convivencia de posiciones diferentes.

Estimó que para Keiko será muy complicado desligarse de ellos dentro del fujimorismo, aunque refirió que habrá una convivencia donde la política oficial del partido lo marca la lideresa, pero con tendencias o corrientes en su interior.

En relación a la renuncia del congresista Julio Rosas, el analista Benavente anotó que si bien es una salida importante, porque representa al sector evangélico que representa casi el 20 por ciento de la población, no está claro si tendrá algún efecto en la intención de voto ciudadano.