Lima. Los partidos políticos en el Perú afrontan una crisis institucional, con una casi nula presencia a nivel nacional y devaluados ante la ciudadanía por anteponer intereses partidarios sobre los asuntos que importan al país, señalaron analistas de importantes empresas encuestadoras.

El director de la Compañía Peruana de Investigación (CPI) de Mercados, Manuel Saavedra; el presidente ejecutivo de Ipsos-Apoyo, Alfredo Torres; el director de Datum Internacional, Manuel Torrado, coincidieron en que los partidos políticos se han distanciado de la población y pocas veces cumplen sus promesas electorales cuando gobiernan el país o llegan a formar parte del Congreso.

Saavedra sostuvo que las colectividades políticas "están muy devaluadas" y "deberán trabajar mucho" para mejorar la imagen negativa del Parlamento, cuyo nivel de aprobación apenas bordea el 20%.

Consideró que el aumento del bono de representación de los congresistas "ha causado un malestar" en la ciudadanía y a ello se suma los escándalos en los que se han visto involucrados varios legisladores de diversas tiendas políticas.

"Lo malo es que los partidos políticos se preocupan cuando hay elecciones y cuando tienen que trabajar por el país no lo hacen correctamente, sino para sus propios intereses. Se piensa más en temas personales y partidarios, que en asuntos del país", observó el director de CPI.

Saavedra, asimismo, cuestionó las alianzas electorales que se conforman para las contiendas presidenciales y legislativas, lo que en su opinión "demuestra oportunismo" y advirtió el riesgo de que surjan candidatos improvisados.

Torres, por su parte, comentó que los partidos políticos en el Perú "son muy débiles, no tienen bases activas y solo se movilizan cuando hay elecciones" en el país.

"A pesar de ser una causa nacional de acabar con el terrorismo y el narcotráfico, (los partidos) no tienen mucha capacidad de acción por carecer de cuadros operativos en el país", dijo el presidente ejecutivo de Ipsos-Apoyo.

Sostuvo que estas fuerzas políticas incluyen en sus listas al Congreso a personas poco calificadas para cumplir una buena labor parlamentaria. Por esta razón, agregó, "observamos escándalos en el Congreso" y también recordó el aumento del bono de representación, que es rechazado por la población.

Dijo que el Poder Legislativo tiene "temas pendientes" como el nombramiento del nuevo Defensor del Pueblo, y de los miembros del BCR y del TC. "Me parece muy serio que no se haya avanzado en eso", subrayó tras lamentar que el oficialismo y la oposición política no hayan logrado ponerse de acuerdo en estos asuntos.

Para el director de Datum Internacional, Manuel Torrado, "no existen partidos políticos en el país, sino asociaciones políticas para llegar al poder".

Señaló, como ejemplo, que el surgimiento del Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), grupo de fachada del grupo terrorista Sendero Luminoso, "se debe a la ausencia de los partidos políticos a nivel nacional", a pesar de ser considerados el "sostén de la democracia".

Torrado consideró necesario dar apoyo económico a los partidos, de acuerdo a los resultados electorales, como ocurre en otros países, donde se financia a las agrupaciones políticas para que desarrollen sus actividades en el país, explicó.