Los analistas Carlos Tapia y Pedro Tenorio consideraron difícil que el actual Congreso nacional apruebe las reformas electorales que demanda el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), pues hay legisladores que no están dispuestos a hacer cambios que impidan su reelección.

Tapia dijo que particularmente el voto preferencial va a ser complicado que se derogue, pues la mayoría de legisladores piensa que gracias a este voto están en el Congreso, y pueden reelegirse.

"No creo que sea posible con este Congreso (...) hay una legitimidad de la representación que tenemos que mejorar", afirmó.

Por su parte, Tenorio indicó que las reformas de esta magnitud se hacen al inicio del mandato, cuando existe un espíritu reformador, de cambiar las cosas, y no al final, donde ya imperan intereses partidarios o expectativas reeleccionistas.

"En este momento (los congresistas) están mirando la próxima elección, estas reformas se plantean al inicio de un congreso".

Tenorio puso énfasis en la necesidad de mejorar los controles del financiamiento político en las campañas electorales, pues si no existen sanciones, nadie cumplirá la ley.