Brasilia. Brasil celebrará el 3 de  octubre elecciones para escoger a un sucesor del presidente  Luiz Inácio Lula da Silva, quien por ley no puede buscar un  tercer período consecutivo.

Los dos principales candidatos son el ex gobernador del  estado de Sao Paulo José Serra, del partido opositor PSDB, y la  ex jefa del gabinete presidencial Dilma Rousseff, quien  representa al gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

A pesar de que Serra mantiene una estrecha ventaja por  sobre Rousseff en los sondeos de opinión, su contrincante es  vista como la favorita por la mayoría de los analistas debido a  la fuerte economía y a la enorme popularidad de Lula.

De acuerdo a un sondeo de Reuters a 13 consultores  políticos y académicos sobre la elección presidencial,  realizado entre el 19 y el 22 de abril, Roussef tendría más posibilidades de victoria que Serra.

La encuesta de abril muestra a Rousseff con un promedio de  54,8% frente al 45,2% de Serra, en  comparación a 57 y 43% alcanzado respectivamente en un sondeo el 19 marzo.

Un ex gobernador estatal y una ex ministra de Medio  Ambiente se encuentran en un distante tercer y cuarto lugar de  las preferencias.