Angela Merkel fue investida este miércoles canciller alemana para un cuarto mandato con el voto de la mayoría absoluta del Bundestag (cámara baja), tras reeditar el acuerdo de gran coalición entre conservadores y socialdemócratas.

Con 364 votos de los 688 votos válidos de los diputados presentes en el Bundestag, Merkel se mantiene así al frente de la mayor economía de Europa y extenderá a 16 años el Gobierno que asumió en 2005, igualando a quien fuera su mentor dentro de la Unión Cristianodemócrata (CDU), Helmut Kohl. 

Tras la votación y de su nombramiento por parte del presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, Merkel juró su cargo. "Juro dedicar todas mis fuerzas para el bienestar del pueblo alemán, multiplicar sus beneficios, evitarles daños, garantizar y defender la constitución y las leyes de la Federación, cumplir con mis obligaciones a conciencia y ser justa con todo el mundo", dijo Merkel, leyendo el artículo 56 de la Ley Fundamental.

Como ha hecho en las tres ocasiones previas, optó por concluir el juramento con la fórmula "con la ayuda de Dios", que no es obligatoria.

Sin mayores sorpresas. La votación se daba por segura gracias a la mayoría absoluta que otorga la alianza de Gobierno sellada entre conservadores y socialdemócratas.

La CDU, la Unión Cristianosocial (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD) tienen en conjunto 399 escaños en el Bundestag, superando los 355 necesarios.