Berlín. La canciller Angela Merkel dijo este viernes tras reunirse en Berlín con el primer ministro griego, Antonis Samaras, que Alemania no juzgará prematuramente el desempeño de su país sobre sus metas de reformas, pero que esperaría por un reporte de la "troika" de prestamistas internacionales en septiembre.

En declaraciones en una rueda de prensa con el líder griego, la canciller dijo que acordó el jueves con el presidente francés, Francois Hollande, en que deseaban que Grecia permanezca en la zona euro, pero que Atenas debía cumplir con sus compromisos.

"Lo que Grecia puede esperar de Alemania es que no haremos juicios prematuros sino que esperaremos por evidencia confiable, lo que para mí significa el informe de la troika", manifestó la líder germana.

Samaras, en tanto, afirmó que estaba convencido de que el próximo informe de la "troika" mostrará que su gobierno logrará rápidos resultados en la economía de su país.