El candidato presidencial de Colombia por el Partido Verde, Antanas Mockus, se defendió de las críticas que le hizo este jueves el presidente de la República, que él no es la persona precisa para encarnar la política de Seguridad Democrática.

Al conocer que Uribe dijo que casi le "asesinan" cuando se posesionó, precisamente cuando Mockus era alcalde de Bogotá, el ex edil manifestó que sí se siente capacitado para combatir a las FARC y aseguró que no les daría ningún tipo de concesión en caso de llegar a la presidencia.

Además, recordó lo dicho este miércoles a Elespectador.com cuando señaló que "Uribe hace caso omiso de sus propios juicios, pues después de trabajar once meses conjuntamente en el tema de cómo proteger a Bogotá y Cundinamarca contra el terrorismo, me condecoró y destacó mí trabajo frente a la seguridad, y ahora dice esto".

"El presidente Uribe debe estar tranquilo de que su herencia y su legado de avances en seguridad será conservado como prioridad en mí gobierno", enfatizó Mockus.

Y les hizo una petición a Uribe y Arias: "deben ser muy objetivos para mantener un tono tranquilo, y quien cambie de opinión, debe justificar por qué lo hizo".

Pero también aprovechó para mandarles un ‘dardo' a los uribistas que le reprochan varias de sus políticas: "ya ven la posibilidad de que los derrotemos en las elecciones, entonces, están reaccionando de manera emotiva e imprudente".

Igual, Mockus le recordó al presidente que está actuando de manera "contraria a lo que dice la ley colombiana, donde se exige al gobernante que no intervenga en política y actualmente está tomando partido dentro de una competencia electoral".