El apoyo a los líderes políticos españoles ha caído a nuevos mínimos, según un sondeo publicado este domingo por el diario El País, en medio de una profunda recesión económica y un desempleo que alcanza cifras récord.

En un sondeo de Metroscopia realizado entre el 9 y el 10 de octubre, sólo 29,8% de los encuestados dijeron que votarían por el gobernante Partido Popular, el nivel de apoyo más bajo desde las elecciones de noviembre de 2011, cuando ganó con mayoría absoluta.

La encuesta mostró una creciente desilusión con los líderes políticos: 84% afirmó que tenía poca o ninguna confianza en el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mientras que 91% opinó lo mismo sobre el líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Sólo 23,3% dijo que votarían al PSOE, un resultado que baja desde el 28,7% obtenido en las elecciones de 2011.

Mientras tanto, creció el apoyo a Izquierda Unida hasta 15,6% desde el 7,7% de hace un año, y a UPyD, que obtuvo 10,2% desde el 4,6% de enero de 2012.

La encuesta también mostró que 74% de los entrevistados no creía que el Gobierno supiera cómo resolver la crisis económica, mientras 96% dijo que pensaba que existía corrupción en la vida política española.

Se espera que la economía española continúe contrayéndose en 2013 mientras aumentan las protestas contra las medidas de austeridad en un país donde una de cada cuatro personas está desempleada.

La economía se ha hundido durante tres de los últimos cuatro años después del estallido de la burbuja inmobiliaria que ha destrozado el consumo y el sentimiento empresarial, mientras el Gobierno aplica recortes presupuestarios para controlar uno de los déficits públicos más altos de la zona euro.