Lima. La aprobación del mandatario electo de Perú, Ollanta Humala, cayó fuertemente a 41%, desde 70%, a pocos días de asumir la presidencia, mostró el domingo un sondeo.

Humala, un militar retirado que moderó su discurso de izquierda antes de la elección presidencial, había logrado un alto nivel de aprobación tras la segunda vuelta del 5 de junio, de acuerdo al estudio de Ipsos Apoyo publicado por el diario El Comercio.

Pero desde entonces, un viaje de su hermano a Rusia durante el cual sostuvo sin autorización reuniones con funcionarios y ejecutivos de la estatal gasífera Gazprom y el hecho de que aún no revele su Gabinete ministerial han minado su respaldo público.

"El escándalo suscitado a raíz del viaje de su hermano Alexis a Moscú le ha costado a Ollanta Humala una caída de 29 puntos en su aprobación como presidente electo", precisó Alfredo Torres, director de Ipsos Apoyo, a El Comercio.

Las reuniones de Alexis Humala en Rusia, país en el que estudió y vivió por casi una década, se convirtieron en la primera prueba ética de Ollanta Humala como mandatario electo.

Humala, quien asumirá funciones el 28 de julio, aseguró que no tuvo conocimiento de los encuentros, pero la cancillería rusa y Gazprom comunicaron que Alexis Humala fue enviado como "representante especial" del presidente electo.

En un intento por sofocar las críticas, Humala suspendió a su hermano de sus funciones dentro de la alianza política Gana Perú con la que postuló a la presidencia.

Sin embargo, un 82% de los encuestados desaprueba el viaje de Alexis Humala a Rusia. Asimismo, 60% considera que Ollanta Humala sí sabía del mismo, según Ipsos Apoyo.

Gabinete. Otro factor que según analistas afectó a Humala es el que aún no haya revelado quiénes llevarán junto a él las riendas de uno de los países que más crece en Latinoamérica.

Inversores y operadores financieros esperan con ansias que el líder nacionalista de a conocer los nombres de sus ministros y temen que Humala aumente el control estatal de la economía, pese a que ha dicho que buscará consensos y gobernará como un moderado.

Algunos inversores esperan que el presidente electo -quien dijo que anunciaría su Gabinete a fines de junio- designe en los puestos clave de Economía y del Banco Central a tecnócratas que trabajaron en el gobierno del ex presidente Alejandro Toledo.

La economía peruana se ha desacelerado en los últimos meses por un menor gasto público y la incertidumbre generada por el proceso electoral.

En mayo, la actividad productiva se expandió a su menor ritmo en 15 meses, aunque la cifra del 7,1% fue mejor a la esperada por el mercado.

Perú crecería este año en torno a 6,5%, según estimaciones oficiales, lejos del 8,8% de 2010.