Bogotá. La popularidad del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, permaneció estable en 67% en el último bimestre, soportada en el buen desempeño de la economía del país sudamericano y la lucha contra la corrupción, reveló este viernes un sondeo.

La imagen del mandatario en la encuesta de la Invamer Gallup, realizada entre el 24 y el 31 de agosto, marcó una cifra igual a la de julio.

El gerente general de Invamer, Jorge Londoño, dijo que Santos logra la mayor aprobación en los temas económicos y en la lucha contra la corrupción, mientras que persiste la sensación de un retroceso en seguridad.

"Lo que más le ayuda es, por un lado, el tema económico, y por otro, que la gente ve un esfuerzo grande para combatir la corrupción", explicó Londoño.

El gobierno de Santos reveló en los últimos meses millonarios casos de corrupción en la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales y en el sistema de salud.

Mientras, la economía colombiana creció 5,1% en el primer trimestre del 2011, impulsada por los sectores petrolero, minero, industrial y comercial, al tiempo que el país recuperó el grado de inversión de su deuda por parte de las principales agencias calificadoras.

El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, dijo recientemente que la economía colombiana podría incluso alcanzar un crecimiento de 6% este año, desde el 5% fijada como meta oficial.

No obstante, Londoño dijo que la gente percibe una desmejora en el tema de seguridad.

En los últimos meses las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el más pequeño Ejército de Liberación Nacional (ELN) intensificaron sus ataques en diferentes regiones del país, incluyendo el sector petrolero, el principal motor de la economía del país.

En una aparente intentó por corregir las deficiencias en seguridad, Santos cambió recientemente a su ministro de Defensa y a la línea de mando de las Fuerzas Militares.

El respaldo a la gestión de Santos bajó a 72%, desde 76% en la anterior encuesta, precisó la encuesta de Invamer Gallup.

El sondeo incluyó 1.200 entrevistas en las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga, con un margen de error de +/- 3 puntos porcentuales.